Si eres un trabajador autónomo, por cuenta propia o freelance, seguramente te interesará leer este articulo. El término marca personal, nace a finales de los años 90 en EEUU y se utiliza para referirse a un profesional considerándolo como una ‘marca’ en si mismo. A diferencia de otros enfoques de técnicas de mejora profesional que tienden a la mejora de las características personales, este enfoque de marca personal tiende a la promoción personal a través de la percepción que lo demás tienen de uno.

Personal Branding

El proceso de construcción de una marca personal, empieza en un@ mism@: ser capaz de ver (y valorar) nuestra experiencia, conocimiento y habilidades y, a la vez, comunicarlo y transmitirlo con el objetivo de mejorar las relaciones personales y laborales no es una tarea ni fácil ni rápida. Requiere de un trabajo de profundo autoconocimiento: de otra manera no podríamos transmitir nuestros valores que como persona-marca nos interesa difundir para construir la ‘imagen’ de marca en base un hecho diferencial indiscutible: la persona.

Ya que las relaciones personales son cada vez más anónimas, el concepto de marca personal se hace más necesario que nunca en la actualidad. Igual que en los supermercados las ‘marcas blancas’ tienden a unificarse en base al producto, y las ‘marcas’ intentan diferenciarse con un valor añadido al producto (marketing, promociones, calidad, etc.), la marca personal ha de distinguir al profesional de todos los demás de su sector. Ese es el objetivo principal de su construcción, promoción, comunicación y reputación.

Por otro lado, la tarea de creación de la marca personal, ha de hacerse siguiendo un objetivo previamente definido, utilizando una estrategia adecuada en la Red y con las herramientas precisas.

La marca personal y la web

El primer paso para construir nuestra identidad de ‘marca’ será definir y plasmar la imagen digital que difundiremos en la red. La herramienta indiscutible para este proceso es el blog. Un blog personal-profesional donde la persona-marca pueda presentarse a si misma, su proyecto, su filosofía, su manera de trabajar…en definitiva un blog que sea la ‘cara’ de la marca personal en la red. Gracias a la web social ya no son necesarios conocimientos técnicos para la publicación en Internet, aprovechando este potencial miles de marcas personales nacen y se hacen generando contenidos de calidad (y promocionándose a la vez) en miles blogs cada día en la red.

El segundo, como no puede ser de otra manera, son las redes sociales. Las redes sociales bien entendidas, como en el primer paso, empezaremos analizando en cual o cuales redes se encuentra nuestro público objetivo, y cual es nuestro objetivo como marca personal, de la presencia en esta u otra red social. Hay que tener en cuenta que mantener los diferentes perfiles de las redes sociales (y dinamizar y aumentar la comunidad) es una tarea a sumar a las acciones periódicas (diarias) de construcción de la marca personal. Con el trabajo que conlleva, y partimos de la base de un profesional que está solo y lo hace todo. Por lo que escoger la presencia en las redes sociales solo a aquellas que nos aporten un beneficio optimizará nuestro trabajo de generación de contenidos y construcción de marca.

Finalmente,  el paso más importante para construir una marca personal fuerte e influyente: Tú. Piénsate, reinvéntate, remodélate, constrúyete, vendete, difúndete, promociónate: Tú eres tu marca, y tu marca eres tú.

Y, ¿Tú? ¿Ya eres una marca? ¿Estás en ello? Compártelo con nosotros y deja un comentario!

Steve Ugas

Toda una vida en el mar de la tecnología. Ahora utilizo toda mi experiencia y conocimiento en ayudar a los demás a entender el océano 2.0 y aprovechar las mejores olas para llegar muy lejos. La formación, la creación y analítica web y la gestión de comunidades online y redes sociales forman los mástiles que sustentan las velas que me impulsan por los 7 mares del social media.

¡Conóceme más en Steve Ugas ! Y si te apetece, escríbeme 

No te pierdas ninguna novedad!

Subscribirme!